29/12/09

Esas cosas que no sé de donde salen

A veces pienso en escribir sobre un chico que se le quedó pegada una papa frita McCain en el ojo por jugar con la gotita mientras cocinaba.

Algún día lo haré. De verdad.

4 comentarios:

Chule! dijo...

Eh... me asusta eso... jajaja

Un abrazo!!

She Said dijo...

La imagen es un poco bizarra, no?
Me imagino un niño histérico con una papa frita McCain pegada en el ojo, y la gotita en la mano.
¿Qué nombre le pondrías al relato de este pobre niño querido? :)

She Said dijo...

Aunque sea un parcial plagio a Pescado yo voto por "poseído de la gotita". Y me espera tres semanas de febrero en Gesell con mis viejos y una amiga. Usted tiene algún plan señor Alan?

Uli dijo...

Ajaja. Me gustaría leerlo.